Los neorurales, los nuevos agricultores y ganaderos, estamos revolucionando el mundo, despacio, de persona a persona, cerca. Empeñados en dar soluciones a los problemas de base de este alocado cataclismo… Me encanta la música que pone como protagonista un escenario natural, aunque esté en medio de una ciudad. A vosotros os queda la oportunidad de apoyar esta nueva cultura o sucumbir en el desastre de esta atónita y depredadora civilización que gobierna el mundo actual.