A Victoria madre, esposa y amiga; a Maribel que a los caurentaitantos está aprendiendo a contar chistes, a mi suegra, a Maruchi, a Cristina, a Débora que es doblemente madre por generosidad y por naturaleza, a Míriam, a Arancha, a Simona madre en la lejanía; a Diana que recién se incorpora a la lista de madres, a Iris también madre, lejos de su país y de su hija; a Merche esquiva de la muerte, luchadora; a Celia, a Genma, a Marimar, a Mariangeles, a Olha, a Paloma, a Teresa, a Pc_cita, a Silvia, a Conchi, y a las madres ausentes, que se veneran en silencio, porque ya no están, a tu madre Conchi, que es la luz que te ilumina.

A las que he citado porque leen el Blog, y a todas las madres que no me leen…

A mi madre que nunca sabré corresponderla.

Feliz Día de la Madre

Cuando no llego a lo que debería ser,
cuando apenas tengo fuerzas para comenzar el día,
cuando la oscuridad me envuelve,
cuando mis ojos no ven con claridad,
y tropiezo con todo.

Me apoyo en ti, me das fuerzas,
tu me ayudas cuando caigo.

Estás ahí siempre que te necesito,
vienes siempre, iluminándome,
cuando la vida me hace doblegar,
y me pone contra la pared.
Aunque yo puedo ser una carga,
no te cansas, tú no te rindes,
Estás ahí siempre que te necesito.

(Traducción del tema «Always There» de Secret Garden, interpretado por Jan Werner)