Recordáis la película «El Club de los Poetas Muertos»??. Hay en ella momentos apasionantes, momentos en los que con valentía se desvela y enseña el secreto de la vida, el de la identidad propia, el pensamiento libre, la creatividad y la belleza…

Yo aún estoy en los exámenes de recuperación de la asignatura que enseñaba Robin Williams. Y tú?, ni si quiera asistes a clase? o ya la das por aprobada?…

Aprovechad el momento chicos, haced que vuestra vida sea extraordinaria.

Ahora, aprenderán otra vez a pensar por sí mismos, aprenderán a saborear las palabras y el lenguaje. A pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo.

«No leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana y la raza humana está llena de pasión. La
medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida . Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos…Citando a Whitman»:

«Oh mi yo,
oh vida de sus preguntas que vuelven
del desfile interminable de los desleales,
de las ciudades llenas de necios
¿qué hay de bueno en estas cosas?
Oh mi yo, mi vida”

Respuesta: «Que tú estás aquí,
que existe la vida y la identidad,
que prosigue el poderoso drama
y que tú puedes contribuir con un verso…
¡que prosigue el poderoso drama
y que tú puedes contribuir con un verso!»

¿Cuál será tu verso?

«Coged las rosas mientras podáis,
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta….. «

«El día de hoy no se volverá a repetir.
Vive intensamente cada instante,
lo que no significa alocadamente,
sino mimando cada situación
escuchando a cada compañero,
intentando realizar cada sueño positivo,
buscando el éxito del otro,
examinándote de la asignatura fundamental: el Amor.
Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente
tu capacidad de amar y dar vida».

Después de estas enseñanzas, un grupo de estudiantes fue capaz de pensar por sí mismos, tomar la vida y dibujar en ella su destino. Como recordarás, al profesor le despiden, y en la escena final los alumnos, uno a uno, se levantan sobre los pupitres y le despiden con valentía, mientras con desesperación y a gritos un responsable del centro les ordena que se sienten y sean sumisos, para que olviden el valor de la poesía, de la belleza, el romanticismo y el amor…

Que pena me dan «los responsables del centro» que hay por la vida…

Otras escenas de la película:
Citando a Whitman: http://www.youtube.com/watch?v=icS7PyU0Rao

Video resumen: http://www.youtube.com/watch?v=lIBkHGFIYc8