«El afán de perfección puede hacer a algunas personas totalmente insoportables».

Este artículo de Victor Viñuales, de ECODES, titulado “La perfección es imposible de conseguir”, aborda las contradicciones que debemos de admitir en nuestras vidas. No podemos ser perfectos, eso lo sabemos todos, pero resulta duro comprobar que hay aspectos en nuestra vida que no concuerdan con nuestros deseos de mejora, sobre todo para una persona que lucha por unos ideales y/o que abandera con sus palabras la defensa de causas justas.

«No es sencillo alcanzar el equilibrio, aunque seamos personas de convicciones fuertes, no siempre actuamos fieles a nuestros principios.

Recuerdo que un amigo siempre me decía: un ecologista debe tener entre 5 y 7 contradicciones ecológicas. Si tienes menos de cinco, eres un fundamentalista. Si tienes más de 7, eres un caradura.

Hasta en nuestra organización, en la que encontramos personas que trabajan por la eficiencia energética, eficiencia en el uso del agua, gestión de residuos y consumo responsable, (¡hay hasta vegetarianos!) podemos ver alguna «contradicción» de las que, para nosotros, son «imperdonables». «

Estoy convencido de que merece la pena implicarse con los problemas medioambientales y contra el cambio climático. Aunque sí revisara el número de mis contradicciones estaría cerca de ser una caradura. Sin embargo, creo que es necesario un cambio social y desde este espacio trato de sembrar semillas en la conciencia de las personas. Como dice la canción «Madre Tierra» de Macaco, «No se trata de romper ventanas, ni farolas ni de cara, mejor romper conciencias equivocadas«, y desde este blog algo se intenta aportar.

En la Fundación Ecología y Desarrollo nos dicen que una forma de enmendar nuestras contradicciones es compensarlas, para ello surgió la campaña www.ceroco2.org, en ella puedes compensar tus inevitables emisiones de CO2. El propósito es acercar los buenos hábitos a los ciudadanos y mostrar que con sencillos gestos podemos generar un gran impacto positivo en nuestro entorno. Además, gracias a colaboración, se pueden seguir desarrollando proyectos en España y Latinoamérica, que demuestran que es posible lograr un desarrollo ecológicamente sostenible y socialmente justo.

Para ampliar información, véanse las webs: