Tenemos la ocasión de pasar páginas. Podemos escribir lo que deseamos decir. Antes de que nos hagamos viejos conseguiremos cambiar los errores del pasado. 

Somos esclavos, del comercio y de las costumbres. No tenemos tiempo de mirarnos ni de escucharnos. Las guerras están tan lejos que las ignoramos.

Tú eres la voz. No calles tus palabras. Haz ruido, alto y claro. No vamos a permanecer en silencio. No vamos a vivir con miedo. Esta vez sabes, que algo está cambiando en nosotros y sabemos que nuestras voces llegan lejos.

Créelo, podemos hacerlo mejor.

Sube la voz, que no te de vergüenza… y escucha este tema:

John Farnham – You’re The Voice

Este tema apareció en mi vida con el primer cassette de recopilaciones que Greenpeace sacó al mercado, en conmemoración de aquel atentado terrorista organizado por los servicios secretos franceses contra el buque insignia de Greenpeace, el Rainbow Warrior, en el que murió una persona.

Hace ya muchos años de esto, más de 20. Cómo pasa el tiempo, ¿verdad?, esa es la impresión que surge cada vez que nos encontramos con un recuerdo del pasado.

Pero, ¿de verdad algo ha cambiado?.

Déjame que vuelva a lo de siempre, siempre, por siempre: Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.

NO TE CALLES… nunca.

Quítale la voz a la corrupción, a la injusticia, al terrorismo, a las guerras, a la falta de dignidad, a la pobreza…

NO TE CALLES tu eres LA VOZ