La película «Una Verdad Incómoda» de Al Gore, describe con criterios científicos la evolución histórica del clima y otros parámetros que afectan a los hechos actuales y las previsiones de catástrofe que nos vienen encima. Pero discrepo en el resumen final, en el que con optimismo y para no generar alarmas, se hacen bajar las cifras futuras de emisión de CO2 justificándolas con el ahorro energético y la sostenibilidad de sus medios de obtención. Al Gore no entra de lleno en el principal factor que debería de corregir esa tendencia: La Demografía.

Sin una reducción del crecimiento de la población no vamos a conseguir mitigar el Cambio Climático. La población es el factor multiplicador del consumo y de las emisiones, a más cantidad de personas más coches, más consumo de bienes, má producción, es simple ((Consumo+Emisiones)xCantidad_de_Gente=Desastre). Y es la población total, por el mismo motivo, el elemento más eficaz para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero. Pero claro, ¿Cómo decir a la población que deje de crecer?. Somos demasiados, y ¿cómo planteamos ser la mitad de los que agobiamos este planeta?. 

Quizás si en la película se abordara ese tema podría resultar demasiado «incómoda» para el espectador. Habrá que ir soltando la «verdad» poco a poco, pero no cabe duda que se hace necesario un gran debate sobre la superpoblación del Planeta. Un Gran Verdad Incómoda.

Trabajaremos, mientras tanto, por la justicia social y para equilibrar las diferencias abismales entre la riqueza y la extrema pobreza.

Aprovecho para volver a felicitar de nuevo a Al Gore y a los mimebros del IPCC, como ya dije en el siguiente post:

FELICITACIONES PARA AL GORE. PREMIO NOBEL DE LA PAZ