Una ciberabuela gallega conquista Internet a los 95 años. Ya se conocen los resultados de los premios internacionales Best of the Blog – The BOBs 2007, y como mejor Weblog de España fue elegido el de María Amelia, una anciana gallega, con su blog A mis 95 años, que acumula más de 690.000 visitas y que en el momento en el que yo escribía este post recibía 540 visitas on line.

Para los que no la conozcan os hago unos recortes de un artículo de REUTERS en el que describen cómo comenzó su aventura bloggera y cuál es el perfil de esta anciana mujer:

¿Demasiado mayor para enfrentarse a las nuevas tecnologías? Nunca es tarde para nada, ni siquiera para convertirse en la que es probablemente la bloguera más anciana del mundo siendo casi centenaria.

"Amigos de Internet hoy cumplo 95 años. Me llamo María Amelia y nací en Muxía (A Coruña) el 23 de diciembre de 1911". Así arranca la bitácora http://amis95.blogspot.com/, que acapara la atención de blogueros de todos los continentes, de todas las edades y de los medios de comunicación más dispares.

María Amelia López, la protagonista de este inusitado éxito, camina ayudándose con un bastón y luce un cabello blanco brillante que peina con detalle al saberse ya una estrella de la Red y de los medios. Su vitalidad y curiosidad la han hecho viajar virtualmente desde la aldea gallega en la que vive hasta los hogares de miles de personas que le envían mensajes desde lugares antes tan remotos como Brasil, Rusia o Japón.

La "bloguera universal", como ella misma se define, comenzó su acercamiento a Internet cuando vio a su nieto utilizarlo, y pese a los reparos iniciales de este, finalmente se vio recompensada con el regalo de un blog el día de su 95 cumpleaños.

"Cuando vi usar Internet a mi nieto ya me interesó. Yo dije ‘¿pero esto que es? ¡Aquí se sabe de todo! Yo quiero un Internet’", relata María Amelia, que debido a las cataratas que sufre y que le impiden ver bien la pantalla cuenta con la ayuda de su nieto Daniel para redactar en sus ratos libres las respuestas a los miles de mensajes que recibe.

"¡Yo creí que el blog era una libreta, un block! Cuando empecé pensé ¿en qué lío me metí? Me contestaron unos mil (…) Y ahora soy de todo el mundo".

"Les diría que no tengan miedo a esto, al contrario, vivirán mejor comunicándose con Internet (…) A mí eso me entretiene y me hace pensar, discurrir, mi cerebro trabaja y no pierde memoria. Si no se habla con nadie, ni se ve a nadie, va consumiéndose la inteligencia". "Ahora tengo amigos en todo el mundo (…) Yo soy universal".

"Internet me ha dado vida, yo era comunicativa pero ahora me noto querida, arropada, porque son muchos los que me escriben, y mucho lo que me cuentan, y me hacen revivir", dice, y afirma segura que su vida hubiera sido muy diferente de haber contado con esta tecnología en su juventud."

De entre las muchas cosas que dicen sus lectores, os dejo con este comentario de un tal Martino:

es que (usted) se ha levantado de ese sillón, donde la mayoría se sienta para no levantarse, para tomar su pastilla, para ver la vida pasar. Y Ud. no lo permite, Ud. la vive, la comparte, es mas me atrevería a decir que hasta le da fuerzas y vitalidad a la gente, con su ejemplo, con su no bajar los brazos, por no tener miedo a enfrentarse a cosas nuevas, por permitirse recibir todo el cariño que le brindan, el real y el virtual.

Sin palabras… ¿verdad?