Reproduzco aquí parte de un contundente artículo que he leído en Lápices para la Paz que habla sobre el suicidio entre las mujeres afganas:

Quedaron atrás las teorías de Platón (429 – 348) cuando intentaba comprender al ser humano desde el dualismo cuerpo-alma. El hombre era una unión de alma y cuerpo, siendo el cuerpo una especie de cárcel, prisión o tumba. Remotas ideas filosóficas donde la muerte en sí liberaba el alma de su prisión.

Teorías que toman una actualidad demoledora cuando conocemos noticias sobre una epidemia de suicidios que asola a un gran número de mujeres afganas que en una suerte de poder terminar con el sufrimiento de sus vidas, de escapar de su cárcel como género deciden matarse.
El suicidio es una medida extrema como medio de liberación y el cese inmediato de su condena. Así lo piensan en Afganistán muchas mujeres, sin duda el peor país del mundo para nacer niña.

Ahora hay decenas de jóvenes que se queman a lo bonzo o se envenenan para liberarse de la opresión que sigue simbolizando el «burka».

[+] Leer más

 

Más información:
Los talibán retomarán Kabul en tres años
. Esto nos cuenta
Hernán Zin en su Viaje a la Guerra.

El hospital público de Herat trató en el 2005 a 90 mujeres que intentaron quitarse la vida prendiéndose fuego.

¿Qué puedes hacer para ayudar? Las mujeres afganas organizadas (RAWA) tienen propuestas de ayuda muy claras en su página: http://www.rawa.org/

Otros sitios para visitar:

http://www.nodo50.org/mujeresred/afganistan.html

 

Etiquetas de Technorati: ,,,,