Terminó el 2007 y su recreo Navideño, con sus gastos y excesos. Pero ya estamos en el 2008 y volvemos a trabajar, sin olvidar ninguna de las tareas que teníamos pendientes. Una de esas tareas nos afecta a todos, principalmente a los políticos que deben de "hacer" junto con los ciudadanos que debemos "exigir y dejar hacer".

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio son la tarea pendiente más importante que la humanidad tiene, y tan sólo faltan 7 años para que termine el plazo de erradicar en el 2015 la pobreza extrema en el mundo. Estos Objetivos del Milenio fueron firmados por 189 naciones en Septiembre del año 2000, y al día de hoy no se está trabajando para cumplirlos. Y cada día 25.000 niños mueren de hambre, sin poder llevarse nada a la boca.

 

Desconfiamos de los políticos, es normal, siempre están ensimismados en sus trifulcas egoístas y obsesionados en hablar de ellos mismos o discutiendo elevados en su propia mierda. Pero lo peor sería desconfiar de nosotros mismos, de nuestro poder. Y no debemos de olvidar cuales son las tareas pendientes de quienes nos gobiernan.

Tu y yo tenemos la obligación de mantener en nuestras agendas la tarea de reclamar acciones que permitan la erradicación de la pobreza extrema. No permitas fallarte en ese cumplimiento, porque estarías siendo injusto y dando la espalda a un problema global.

Por eso es necesario presionar, desde nuestra condición de individuos, porque juntos hemos puesto a los políticos en sus poltronas, perdón quise decir sillones, y juntos podemos agitarlos para que tomen conciencia de lo que verdaderamente deseamos. Porque yo también quiero que mis políticos afronten de forma urgente, definitiva y eficaz la lucha contra la pobreza, y por ello hay que hacerse oír.

Mientras siga existiendo hambre y pobreza generalizada en muchos países seguiremos recordándoles a los dirigentes  mundiales que prometieron, solemnemente ante la ONU, que en el 2015  se conseguirían los OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO:

01: Erradicar la pobreza extrema y el hambre.

02: Lograr la enseñanza primaria universal.

03: Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.

04: Reducir la mortalidad infantil.

05: Mejorar la salud materna.

06: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

07: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

08: Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Esta es mi DECLARACION CONTRA LA POBREZA y si estás de acuerdo con ella puedes también hacerla tuya.

CREO en la necesidad de ayudar a otros para que puedan ayudarse a sí mismos. Vivo un momento histórico en el que por primera vez en la historia de la humanidad hay soluciones para acabar con la pobreza extrema. El momento es ahora y no hay tiempo que perder.

RECONOZCO que un pacto global que incluya medidas tales como el comercio justo, la cancelación de deuda de los países pobres, la lucha contra la corrupción, y dirigir nuestros recursos excedentes para garantizar las necesidades básicas – educación, salud, agua potable, alimento- transformaría el futuro y la esperanza de generaciones de personas en los países pobres, y que ese pacto no tendría un coste superior al 1% del presupuesto económico de las naciones ricas.

CONFIO en que la fuerza para solucionar la pobreza extrema será empujada por las personas, porque sólo con su voz, su voto, sumados y unidos a la vez, construirán un mundo mejor, más justo y para todos.

Busca cuantos pobres hay detrás de ti, pinchando aquí. Yo sólo tengo a 41 millones de ricos delante de mi en el mundo, es decir, pertenezco al selecto grupo del 0’69% de la población mundial.

Y tu?, ¿te crees lo suficientemente pobre como para no actuar?.

Más información en este Blog:

Consulta más noticias sobre los objetivos de desarrollo del milenio publicadas en Canal Solidario