Activistas de Greenpeace agredidos en la acción pacífica contra la 
empresa Expal que fabrica bombas de racimo

Mensaje remitido por Greenpeace para su divulgación:

activista de Greenpeace se manifiesta contra las Bombas de Racimo

Hoy, a las 10:00 de la mañana, activistas de Greenpeace han accedido a las instalaciones de la empresa armamentística española Expal para denunciar que esta empresa fabrica bombas de racimo y reclamar su prohibición total.

Los activistas han exigido una reunión con los responsables de la empresa para expresarles su posición con respecto a este tipo de arma y hacerles entrega de la copia de una prótesis y de un vídeo con un testimonio recogido en Camboya en el que una víctima de este armamento se dirige directamente a ellos.

Puedes seguir la acción minuto a minuto en nuestra página web.

Las bombas de racimo actúan de forma indiscriminada, no distinguen entre blancos civiles y militares, causan muertes y mutilaciones especialmente entre los niños .

Por eso también te pedimos que firmes aquí y exijas la prohibición del uso, fabricación, almacenamiento y comercialización de las bombas de racimo.

Manifiesto de apoyo a la campaña:
STOP BOMBAS DE RACIMO

(1) Dos empresas españolas, Expal e Instalaza, fabrican bombas de racimo. Expal fabrica la BME-330 antipista, e Instalaza fabrica la MAT-120, una granada de mortero con submuniciones. El ejército español también tiene un arsenal de este tipo de armamento, con al menos las dos anteriores y las Rockeye, un modelo estadounidense.