Esos momentos de éxtasis… de excelencia emocional… de apoteosis…

Para haber estado allí…, en Londres, hace unos cuantos años, aunque sólo hubiese llegado para ver los cuatro últimos minutos de Far above the Clouds con Mike Oldfied y sus fascinaciones sonoras… (04:16 en adelante)

O presenciar de nuevo el mejor SOLO de guitarra de la historia de la música, el final de la canción Comfortably Numb de Pink Floyd

(04:32 en adelante)

 
Por cierto, ¿sabéis quién es una de las voces femeninas del concierto de Mike Oldfield?… pistas… gallega… celtiña…