image

Albert Boadella estrenó ayer en Sevilla: “LA CENA”. Boadella trata, de fondo, en su nueva obra taetral de Els Joglars uno de los principales males de la sociedad y la política: la hipocresía, la impostura que existe en el mundo político ante el Cambio Climático, diciendo que van a tomar medidas pero siempre siendo medidas escaparatistas.

imageHe elegido esta frase porque define con su ironía lo que muchos pensamos y sentimos como uno de los principales desastres de nuestro tiempo:

“esa gente tan dispuesta a hacer lo que sea por todas las cosas que están lejanas pero que pueden ser auténticos canallas en su propio entorno, íntimo o familiar”.

El argumento de la obra es este:

España es el país encargado de organizar las ‘Jornadas internacionales para la sostenibilidad del planeta’, un evento que se celebrará en un lujoso Parador Nacional y en el que asistirán grandes figuras de la política medioambiental para debatir sobre el cambio climático. Además de los trascendentales temas a tratar en la conferencia los organizadores oficiales ponen todos los medios y su máximo interés en la cena de clausura donde proyectan ofrecer una exhibición de recetas originales relacionadas con el tema.

Observamos el gran negocio del medioambiente y la frivolidad política sobre un tema que incluye toda la humanidad. El disparate se halla en el constante estímulo de un consumo compulsivo y al mismo tiempo los simulacros de lucha por un mundo sin contaminación.

 
Fuente: Boletín CiberCabras (http://libertadciudadanos.es) y Els Joglars