Puede que jamás destaques por ganar la medalla de oro en los cien metros, puede que no seas el primer astronauta en pisar Marte, ni que descubras el remedio contra el alzheimer. Aún no sabes si tienes una cualidad o destreza que te diferencie y te hace único, pero tienes todo el derecho a dejar tu huella y a que el mundo te recuerde.

No te confundas, realmente para hacerte un hueco en la historia no hay que fijarse grandes metas, basta con que hagas algo único y con sencillez, nada complejo, no te compliques la vida. Tan sólo haz aquello que más te gusta, aunque lo hagas mal, pero se sincero, disfruta con ello, ese es el secreto.

Después si quieres que te recuerden, si quieres que los relatores de la historia de la humanidad te abran una página en wikipedia, tan sólo has de contar tus experiencias en FaceBook o en Twitter y publicar un vídeo en YouTube. Si la gente, en esta democracia de la Web 2.0, considera que lo que has hecho es valioso, único y diferente, …gente en su magnitud ilimitada frente a los idiomas y las naciones, …si ellos te valoran habrás dejado tu nombre para siempre.

Esto es lo que le ha ocurrido a Matt Harding, un programador de juegos de ordenador, que salió de Australia para hacer unos viajes y le dio por ponerse a bailar frente a la cámara. Bueno, a bailar pésimamente. Tan mal que su vídeo en Youtube era el hazmerreír de todos los internautas… quiero decir que la mayoría de las personas se identificaban con Matt porque tampoco sabemos movernos al son.

Matt Harding es ahora una de las personas más conocidas del mundo, sus vídeos en YouTube acumulan un centenar de millones de visitas, y finalmente a viajado a 42 países durante 14 meses para bailar desinhibido, con el sustento económico de una multinacional de la goma de mascar. Tiene legiones de imitadores que suben sus propias piruetas desordenadas a Internet y hasta yo he pensado en hacer lo propio en mi próximo viaje. Si llego a conocerle antes no hubiera dudado en hacer lo propio, el primo, a su paso por Madrid.

¿Dónde diablos está Matt?

Para ver el vídeo en menor calidad visita este vínculo.

Por cierto, la canción "Praan" que suena de fondo se ha metido en mi cabeza y ya no sale, la música es de Garry Schyman (conocido por Deep Forest y el tema Sweet Lullaby), y la voz de Palbasha Siddique, con una adaptación del poema "Stream Of Life" de Rabindranath Tagore. La letra le viene a Matt como anillo al dedo, o mejor dicho para agitarse bailando para sentir la gloria de estar vivo. La letra traducida de Praan dice así:

Ciclo de Vida

La misma corriente de vida que corre por mis venas noche y día, pasa por el mundo y en los bailes rítmicos.

Es la misma vida que se dispara a través de alegría, en el polvo de la tierra y en las innumerables hojas de hierba y se rompe en tumultuosas olas de hojas y flores.

Es la misma vida que se sacude en el origen del nacimiento y de la muerte. El movimiento de mis piernas lo provocan el glorioso toque de este mundo de la vida. Y mi orgullo por vivir está bailando en mi sangre en este momento.