Siempre he pensado que la sonrisa de los niños es el gesto universal más común, un gesto que nos une, idéntico en todos los niños, sin diferencia por el color de la piel, la cultura, la religión o la riqueza económica.

Y este pensamiento se hace palpable al ver la siguiente imagen.

Foto: Bru Rovira. Publicada por Alfonso Verdú, MSF, Yemen.

 

El autor de la foto, Bru Rovira, cuenta en uno de sus artículos que "comer se ha convertido en uno de los problemas políticos más importantes del mundo. Ya no se trata por la falta de alimentos sufren unos cien millones de personas de los países pobres amenazados cíclicamente por el hambre, tampoco de una emergencia derivada de factores coyunturales. El hambre es hoy un problema estructural del mundo globalizado. Una tragedia que exige soluciones colectivas a la responsabilidad compartida por los principales actores del nuevo escenario de la política y los mercados transnacionales, especialmente los países ricos, que han dictado las normas y ejercen el control político y económico de la mundialización".

Bru Rovira, reportero de La Vanguardia, es además el autor de "AFRICAS. Cosas que no pasan tan lejos", uno de los  próximos libros que voy a leer. Según le describe La Fábula Ciencia, el autor "pertenece a la estirpe de escritores que hace sus libros con la tinta de la actualidad periodística. Antes de emborronar la primera cuartilla, tiene que haber pagado un precio por lo que ha visto. El precio puede ser la pérdida de una amistad, de la confianza, o, simplemente, una enfermedad. África, la masa de tierra que acoge los mayores desiertos y grandes ríos, se baña en dos océanos y soporta el sur del Mediterráneo, es la gran pisoteada de la globalización. Escenario en su más reciente historia de las luchas imperialistas de las potencias occidentales, éstas al marcharse han creado en sus pueblos y en sus mapas divisiones artificiosas y han sembrado complejos que siguen lastrando su progreso".