Cientos de miles personas caminan sin rumbo, huyendo de una guerra brutal en la zona Este del Congo. Ellos están asustados, enfermos o heridos. Otros han sido acosados y desposeidos de todos sus bienes, y miles de mujeres violadas. Durante más de una década, varios grupos armados y el ejército han estado combatiendo. La violencia hace imposible el futuro y la vida normal de la población. La vida allí está en «condición crítica».