España – Las cosas que hay que oír!!!. …Le das un poco de confianza a alguien y claro, se relaja, pero si enfrente hay un micrófono y la entrevista se emite en directo a nivel nacional, pues… pasa lo que pasa, que se puede ir la lengua y digas, en el mejor de los casos, gilipolleces y, en el peor, alguna ofensa que luego tendrás que rectificar.

Esto es lo que le ha pasado al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, que descalificó, en tono peyorativo, a todos los detractores de la tauromaquia. Sucedió en el programa "La tarde con Cristina", de la emisora de radio COPE, el 13 de noviembre de este año. (Ver artículo alusivo de Julio Ortega Fraile)

La conductora del programa, Cristina López, quiso saber qué es lo que el Sr. Múgica le diría a aquellos que piensan que el toreo es una tontería, a lo que el invitado respondió: "hablar a tontos es muy difícil" (risas). "Hablar a tontos es muy difícil, ya verá usted" (…) no vaya a demostrarle nada a los tontos, es que no cabe la demostración."

 
Escuchar el audio (colocar el play a partir del minuto 17:15)

Sin querer pedir “imposibles”, como la propuesta original de AnimaNaturalis que exige la dimisión del Defensor de Pueblo, sí sería bueno enviarle a Enrique Múgica un mensaje de protesta como la que se adjunta. Una figura pública, que debe guardar los derechos de todos los ciudadanos, NO PUEDE llamar “tontos” al 71’1% de la población española, (encuesta Gallup), y menos cuando el otro 28’9% tiene, en su mayoría, una caducidad generacional. El Defensor del Pueblo no puede ofender a la mayoría pueblo.

El email de protesta lo puedes enviar a las direcciones indicadas, con el texto (que he moderado del original de AnimaNaturalis). El objetivo es que pida disculpas, porque cualquier ciudadano estaría obligado por su honor a hacerlo, y el Defensor del Pueblo por su misión debe de hacerlo sin pedirlo, a menos que sea un necio.

ASUNTO: El Defensor del Pueblo no puede ofender al pueblo

Estimado Sr.

Soy una de las tantas personas españolas a las que la tauromaquia le parece un espectáculo cruel y retrógrado que no tiene cabida en pleno siglo XXI. Mi rechazo a la tauromaquia proviene de mi más profundo convencimiento de que un animal no debe ser torturado como divertimento público, por ello es indignante que el presidente del Defensor del Pueblo, una institución tan significativa en España que debería defender y respetar todas las opiniones de los ciudadanos -incluidos quienes nos declaramos abolicionistas de la tauromaquia-, haya calificado a estas personas como "tontos a los que no se puede convencer de nada".

Me parece una gran falta de respeto, y una traición a los principios de la propia institución, que el "defensor del pueblo" llame tontos al 72,1% de los españoles, que según la última encuesta Gallup es el porcentaje de los españoles que afirman no tener ningún interés por los espectáculos taurinos.

Por todo ello le pido sus disculpas públicas. Atentamente,

NOMBRE Y APELLIDOS
DNI
CIUDAD Y DIRECCIÓN POSTAL
 

_____

Visto en AnimaNaturalis