Esta semana he estado un poco absorto con celebraciones que tienen una marca en el calendario anual. Espero retomar el blog con el mismo ahínco de siempre a lo largo de estos días.

Aún están por suceder grandes cambios en mi vida, unos son esperados y soñados, pero otros vienen sin pedir permiso. En la memoria quedan resguardados momentos y personas. A los momentos no se les puede dar las gracias, pero si a todas las personas que han sabido sacar lo mejor que hay en mi. Estos dos vídeos muestran momentos y personas…

  • En una kedada el 1 de noviembre pasado, tapeando por Alcalá. Disculparme la cara de tonto-orgulloso que se me pone cuando abrazo a mis amigos y amigas. La música es de Diego Torres, con "Que no me pierda", y de Camila, con "Abrázame":

  • Este otro vídeo es un recuerdo para la gente que ha trabajado con y para mí, los que me han enseñado durante muchos años que el éxito profesional se nutre de muchas cosas, pero la más importante no la enseñan en los MBA, surge de luchar codo a codo por los mismos objetivos… siendo el primero en dar ejemplo. La canción es de FUEL y se titula "Leave The Memories Alone" y me vino como anillo al dedo para asentar firmemente nuestro pasado y el trabajo eficiente que ha desarrollado mi equipo.