por Conchi Chaves

España


¿Podemos cambiar las circunstancias?

Pues no siempre, pero lo que si podemos es ser dueños de nuestras actitudes, ya que una característica del ser humano es que tiende a creas tensiones y a multiplicar sin necesidad los conflictos.

Seguimos consumiendo tiempo en muchas necedades, sin saber como poner punto y final a lo que nos agobia.

La vida discurre, y en algún momento tenemos y debemos tomar decisiones maduras que no son nada fácil, ya que se dice que el hombre se acostumbra a su propia cárcel, cuyos muros infranqueables son los hábitos y los autoengaños. Y que verdad es….

Reaccionar a tiempo es tremendamente difícil, porque a veces hay que sacrificar recuerdos e ilusiones para poder estrenar la vida en cada momento sin las heridas del pasado.

Todo lo que requiere esfuerzo nos asusta, pero la vida está ahí en cada momento, y lo mejor es deslizarse con ella, pero con sabiduría. Su significado está en las pequeñas cosas del día a día, en el fluir de los días…

Debemos darnos cuenta que cada instante de nuestra vida encierra una enseñanza.

Busquémosla pues.