Ayer tuve un sueño..y soñé que en el mundo no existía el hambre, que tampoco había guerras, que la envidia era una enfermedad que se eliminó gracias a una vacuna…

Soñé que todos hablábamos el mismo idioma, que no existía el racismo, que respetábamos el medio ambiente y a los animales, que nadie mataba a nadie "por amor", no existían los violadores, los pederastas, que las armas estaban desarmadas, la única religión era la de amarse y respetarse…

Y seguí soñando…soñé que el dinero era un cromo para niños con el que jugar, que no había distinción de sexos, que se respetaba a la mujer en todos los países, que un indigente era simplemente una palabra que ya no se utilizaba, que no existía la política.
 

Y llegue incluso a soñar que las cárceles eran museos del horror, para recordarnos lo que no debíamos volver a hacer, que las drogas solo se utilizaban para curar, que pelear era una modalidad olímpica, que ya no hacia falta un cuerpo del orden, por que el orden éramos todos…
Y soñé que todos soñábamos, que todos nos uníamos con el mismo fin… soñé que nos merecíamos el derecho de seguir soñando…y entonces fue cuando desperté.

 


  Escrito por Inma Cano

  Málaga – España