«Tal vez ya no sea una exageración absurda, afirmar que el punto más crucial en el espacio y en el tiempo (aparte del propio big bang) sea aquí y ahora…

Creo que la probabilidad de que nuestra actual civilización sobreviva hasta el final del presente siglo no pasa del 50%. Nuestras decisiones y acciones pueden asegurar el futuro perpetuo de la vida (…). Pero, por el contrario, ya sea por intención perversa o por desventura, la tecnología del siglo XXI podría hacer peligrar el potencial de la vida».

 

Martin Rees, cosmólogo y astrónomo. Nuestra hora final, Crítica, Barcelona, 2004, p. 16.

 

«El crecimiento económico tiene un límite. Los actuales síntomas de cambio climático son una señal con la que no contábamos hace 34 años. ¿El límite? Es el colapso. A mayor crecimiento, mayor posibilidad de colapso…

Dentro de cincuenta años, la población mundial será inferior a la actual. Seguro.  Descenderán los niveles de vida, y un tercio de la población mundial no podrá soportarlo».

 

Donella Meadows, Jorgen Randers y Dennis Meadows, Los límites del crecimiento (30 años después). Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores,Barcelona, 2006.