pob2El que acapara y retiene lo que no necesita es igual a un ladrón

No es digno de ser rico quien tiene miedo de la pobreza

Caridad o Justicia

Una de las nefastas conclusiones a las que erróneamente llegamos con facilidad es que los pobres necesitan caridad, y sin embargo los pobres tan sólo necesitan JUSTICIA, puesto que la pobreza extrema es el resultado de injusticias globales y locales.

  • Injusticias Globales:

    • La mayoría de los países pobres fueron colonias. Lo único que dejaron allí las naciones ocupantes fue ejércitos y soldados entrenados. Ni una sola universidad o institución que facilite el desarrollo. La mayoría de las fortunas y palacios europeos provienen de las rentas obtenidas en países colonizados y posteriormente dejados a su suerte.

    • Los países pobres lo son sólo por su gestión no por sus capacidades, puesto que son ricos en el sector básico de la economía: las materias primas. Quienes gestionan sus riquezas son la dictadura de los mercados de bienes, empresas e instituciones financieras.

    • Injustos acuerdos de comercio internacional, que protegen intereses locales para enriquecer a los países ricos. Las vacas europeas reciben 100 veces más ayuda que la destinada al desarrollo de los países pobres

    • Multinacionales que sobre-explotan los recursos (naturales y de mano de obra) en los países pobres sin aportar nada al entorno del que obtienen sus riquezas.

    • Deuda externa impagable, lo que se conoce por "efecto puerta rotatoria", el dinero viene del primer mundo y vuelve convertido en deudas con altos intereses o en liquidez que ya no permite mantener localmente los recursos sociales.

  • Injusticias Locales

    • Gobernantes y un sistema corrupto que controla la riqueza, destinando sus expolios a inversiones seguras en el primer mundo.

    • Sometimiento a despotismos religiosos, que tratan que la población acepte su pobreza como un destino conveniente para el orden social.

    • Emigración cultural: Los estudiantes que pueden acabar una carrera profesional emigran a los países desarrollados. Sólo hay un médico oncólogo en toda Etiopía.

    • Conflictos y guerras inducidos por el primer mundo y sus intereses comerciales para garantizarse el acceso a los recursos, como el oro, diamantes, petróleo, minerales, etc.

Las cifras de la pobreza

  • 3.000 millones de personas – la mitad del mundo – vive con menos de 2$ al día.
  • 1.100 millones de ellos con menos de 1$.
  • El PIB (Producto Interior Bruto) de los 41 países pobres más fuertemente endeudados (567 millones de personas) es menor que la fortuna conjunta de las 7 personas más ricas del mundo.
  • El 10% de la población mundial disfruta del 70% de las riquezas.
  • 1.200 millones de personas no tienen acceso al agua potable.
  • Casi 1.000 millones personas comenzaron el siglo XXI siendo incapaces de leer un libro o firmar con sus nombres.
  • Se necesita menos de 1% del gasto en armamento global para garantizar la educación de todos los niños del mundo.
  • La situación de la infancia es la siguiente:
    • 1.000 millones viven en la pobreza (1 de cada 2 niños del mundo).
    • 640 millones no tienen una vivienda básica.
    • 400 millones no tienen ningún acceso a agua potable.
    • 270 millones jamás han recibido un servicio mínimo de salud.
    • 11 millones mueren antes de alcanzar la edad de 5 años.
    • La pobreza causa la muerte de 29.000 niños cada día.

Cambiar las reglas de juego para erradicar la pobreza

La pobreza no tiene justificación en el mundo actual. El desarrollo de la investigación, los avances tecnológicos y la economía hacen que el mundo sea, hoy por hoy, más próspero que nunca. Tenemos bases firmes donde trabajar para reducir el hambre, y sin embargo, no obtenemos los resultados deseados. ¿Por qué?.

  1. Porque los ciudadanos de los países ricos, (nosotros), estamos más entretenidos en acumular riqueza, en divertirnos, en obtener seguridad, aún a costa de ser más esclavos. Nuestro objetivo es escalar por la Pirámide de Maslow, asegurarnos manjares, viajes exóticos y sacarle brillo a nuestra vanidad. Los que vienen detrás no nos importan, sólo miramos a los que tenemos delante, para superarles en la opulencia. Nos sentimos más seguros al conocer cuantos pobres hay detrás de nosotros, si no prueba tu mismo la satisfacción que te da con esta calculadora.

  2. Porque los políticos no están cumpliendo sus promesas de acabar con el hambre. Los Objetivos del Milenio se los pasan por el forro salvo que tengan un cámara y un micrófono delante suyo y con ello mejoren su imagen.

¿Qué debemos hacer?

La solución pasa por una insurrección de las conciencias, un movimiento de presión que sustituya las reglas de juego y con ellas cambiar el mundo . Lo que se podría traducir en esta sencilla ecuación, que hace tiempo bauticé como "Ley del Culo" y que reza de la siguiente manera:

 

“El punto 1 (nosotros) deja de mirarse el culo (y se suma a otros) cuyo conjunto (multiplica) la presión que se ejerce sobre el punto 2 (políticos) lo cual da como resultado que todos, los que empujan y los que son presionados para actuar, acaban moviendo el culo para acabar con la pobreza extrema, la extinción de las especies, el cambio climático, la tortura, ….”

 

Fuera de esta jocosa pero precisa ocurrencia para luchar contra la pobreza hay soluciones más académicas y formales, veamos:

  • Cubrir el acceso a las necesidades básicas de comida, agua, refugio, ropa, salud y educación. Entre las necesidades básicas no se incluyen los estándares de vida que nosotros tenemos, es decir comidas opulentas, refrescos, casas repletas de muebles, armarios llenos de ropa, vacaciones en la playa ni PlayStation.

  • Un entorno político, social y económico estable.  Es decir, acabar con la demagogia que tanto conviene en occidente y restringir los privilegios de los gobernantes corruptos. También hay que generar un flujo inverso de inmigración, enviar pateras desde los países ricos cargadas de gentes emprendedoras para que echen raíces en los países pobres.

  • Potenciar lo que las Naciones Unidas llaman ‘Human Development’:

El desarrollo humano es mucho más que las cifras económicas que representan a un país. Requiere un entorno en el que la gente pueda desarrollar su potencial y llevar vidas productivas, creativas, de acuerdo con sus necesidades e intereses. La gente es la riqueza real de las naciones. El desarrollo de las personas y de su capacidad permite el desarrollo de las naciones.

 

Pobreza extrema entre las basuras. Wasteland. La música es de Dishwalla (J.R. Richards) y el tema Angels or Devils. Otra de las canciones con mensaje que nos gustan a los de NO HAY TIEMPO QUE PERDER – http://bit.ly/NoTimeToWaste_FB