Hoy día sigue habiendo más de un millón de niños y niñas en África Subsahariana que no tienen acceso suficiente a los alimentos, el agua potable y las infraestructuras de refugio necesarios para la supervivencia.

Se trata de menores de edad refugiados y desplazados que lo han perdido todo como consecuencia de los conflictos en sus países de origen y que necesitan ayuda humanitaria urgente para superar las situaciones críticas de suministro en algunos de los campos de ACNUR.

Con muchos pequeños gestos solidarios podemos conseguir salvar la vida de miles de niños y niñas. ¿Quieres echarles una mano?

Únete a la Caravana por los Refugiados