Gente aparentando normalidad cada día mientras mira hacia otro lado. Nos perturba lo que ocurre allí pero después simplemente apagamos la tele. Los malos nos dicen que todo está bien, que sigamos nuestra rutina, pero… ¿Cómo vamos a conciliar el sueño esta noche?, cuando vemos que todo va mal. Cuando podríamos alimentar al mundo hambriento con todo lo que tiramos. Pero nos convencen con palabras vacías.

El camino correcto está aquí, dentro de nosotros.
Nadie puede separarnos aunque la luz casi ha desaparecido.
Pero igual que el latido del corazón el ritmo continúa
Debemos estar juntos porque nadie nos regalará lo que pedimos
Ganaremos si vamos de la mano…