Imaginad un tubo de ensayo lleno de nutrientes…

A las 11:00 introducimos una célula bacteriana que se duplica exactamente cada minuto. A las 11:02 hay cuatro y así sucesivamente hasta que, a las 12:00 el tubo de ensayo está lleno de bacterias. Sin nutrientes llegan al colapso y finaliza su reproducción.

Ahora piensa… ¿A qué hora está el tubo a la mitad de bacterias? La respuesta es alarmante, no deja tiempo de reacción… tan sólo 1 minuto antes del colapso, a las 11:59, las bacterias sólo ocupan la mitad del tubo de ensayo. Mientras pasa el 99% del experimento no observamos ninguna situación que nos pueda preocupar.

Si fuésemos esas bacterias, ¿en qué momento nos daríamos cuenta de que hay un problema de crecimiento insostenible?… Nuestro experimento comenzó a las 11:00 y a las 11:58 el tubo tan sólo estaba lleno en un 25%; a las 11:57 en un 12,5%.

Fotolia_10013286_LSi a las 11:55 -cuando el tubo está lleno solo a un treintaidosavo de su capacidad total- una bacteria le dijera a sus compañeras,  ¿Creo que tenemos un problema de crecimiento? Sería el hazmerreír de las demás. Cualquier bacteria sensata podía ver que el 97% del tubo estaba VACIO!!. Como se le podría ocurrir a alguien desencadenar semejante alarmismo, totalmente injustificado! Pero la realidad es que tras 55 minutos de bienestar tan solo quedan 5 para que la vida en el tubo se agote.

Ahora supongamos que a las 11:58, tras darse cuenta de que algo no va bien, algunas células emprendedoras se salieran del tubo, recorrieran el planeta en busca de nuevos recursos y regresaran con tres tubos de ensayo repletos de nutrientes para ampliar los recursos del tubo inicial. Sería una acción fenomenal, ¡3 veces las existencias conocidas!, !3 planetas enteros como el original con todos sus recursos intactos, aún por explotar!.

Pero… ¿Cuánto tiempo se ganaría… a las 12:00 el primer tubo estaría colapsado, a las 12:01 el segundo tubo quedaría lleno, y a las 12:02 ¡los 4 tubos estarían llenos! Al cuadruplicar la cantidad de recursos sólo se ganan 2 minutos si el crecimiento continua al mismo ritmo?

* Este experimento fue descrito por el genetista y activista ambiental David Suzuki en 1986. Lo conocí ayer, 26/02/2012, mientras veía en La 2 el documental “La telaraña de la vida”.

Aún no he logrado averiguar quién dijo la frase con la que cierro esta entrada, si alguien lo conoce que deje un comentario en mi perfil de Facebook…

Estamos ética y moralmente obligados a reconocer que: El crecimiento en el uso de recursos de cada individuo, de una población también en crecimiento, es la causa principal de todas las crisis ambientales y de recursos que sufrimos y sufriremos.