‎"Hemos olvidado que nuestros abuelos no se duchaban cada día, no viajaban a los confines del mundo para hacerse fotos, no tenían productos desechables ni se alimentaban con melones brasileños teniendo un huerto al lado. Hemos perdido la perspectiva, pensamos que la vida que ahora llevamos es normal, natural, y no hay mayor error que este, no darse cuenta de que en los últimos años nos hemos drogado de tecnología y de consumo, apartándonos radicalmente de la relación con nuestro entorno".

{Jesús Manzano}