Ahora, más que nunca, necesitamos actuar y dar un fuerte giro de timón hacia un sistema más sostenible. La crisis económica y financiera ha mostrado la urgencia de remodelar los modelos de producción y consumo actuales. Hay que aprovechar esta coyuntura para introducir cambios, desde hace años reclamados por sectores sociales y ecologistas, que reduzcan nuestra huella en el Planeta y nos vacune del desarrollo desmesurado.

Hemos luchado contra el sistema, y seguimos formando parte de todos sus pecados. Protestamos frente a los políticos que nosotros mismos elegimos. Presionamos a las multinacionales que globalizan y agotan el Planeta; sin darnos cuenta de que somos sus clientes, es decir, quienes las financian y dan beneficios.

Si queremos dejar de golpear la cabeza contra el muro tendremos que cambiar de sistema. Nuestro objetivo no son los políticos, las multinacionales o el sistema financiero. Un mundo mejor sólo se logra cambiando una a una a las personas.

Para salir del sistema entremos en las personas

{Jesús Manzano}