No deseamos vivir en una sociedad competitiva y deshumanizada ni admitimos ser meros tomillos sin alma de un gran engranaje económico

Estamos resueltos a defender nuestra libertad y nuestra dignidad de ciudadanos frente a las imposiciones de las élites económicas

Exigimos eliminar la corrupción con la transparencia pública de las cuentas y contratos de las administraciones, entidades y partido políticos

Denunciamos la dictadura que la élite económica internacional ejerce sobre nuestras vidas, y la sumisión de los partidos en el poder

Rechazamos vivir como esclavos para servir al dogma de la globalización de la economía