Simplemente quiero decir…

Ahora, más que nunca, necesitamos actuar y dar un fuerte giro de timón hacia un sistema más sostenible. La crisis global ha mostrado la urgencia de remodelar los modelos de producción y consumo actuales. Hay que aprovechar esta coyuntura para introducir cambios, desde hace años reclamados por sectores sociales y ecologistas, que reduzcan nuestra huella en el Planeta y nos vacune del desarrollo psicópata desmesurado.