Cierra tus ojos, es el fin de otro día tan ocupado.
Los niños duermen protegidos, a salvo toda la noche.
Sacrificar el miedo llevará compasión a tu corazón,
ningún enemigo perturbará tu paz interior.
Que se llene tu corazón de sabiduría y coraje,
para soportar más pruebas del tiempo.