Hacer «El Renacido» fue sobre la relación del hombre con el mundo natural,
un mundo que de manera colectiva sentimos en 2015 como el año más caliente en la historia.
 
Tuvimos que irnos a la punta sur del planeta sólo para poder encontrar nieve.
El cambio climático es real, está pasando ahora mismo, es una de las amenazas más urgentes a las que se enfrenta nuestra especie y necesitamos trabajar juntos y dejar de procrastinar.
 
Necesitamos apoyar a los líderes alrededor del mundo que no hablan por los grandes contaminadores y las grandes corporaciones sino que hablan por toda la humanidad, por las personas indígenas alrededor del mundo, por los millones de personas de bajos recursos que serán los más afectados por esto, por los hijos de nuestros hijos y por esas personas allá afuera cuyas voces se han ahogado por la política.