Seré tu luz, tu pareja, tu ardiente sol. Seré lo que brilla, en la oscuridad, que está haciéndote correr y me siento bien, y nos sentimos bien, porque haremos que funcione… Seré tu fantasma, tu juego tu estadio. Seré tus cincuenta mil aplaudiendo como uno solo. Ahora estaré haciendo esto por si alguna vez lo dudaste… Todos queremos lo mismo. Todos corremos por algo, por Dios, por el destino, por amor, por odio, por oro, por óxido, por diamantes y polvo.