No te rindas, es sólo el peso del mundo. Cuando tu corazón se ahogue levantaré ese peso por ti. No te rindas, si notas que nadie te responde, yo romperé el silencio y me escucharás. No te rindas, es sólo el dolor que se acomodó en tu interior. No te rindas, quieres brillar y yo levantaré las persianas que te ocultan.

Todo el mundo quiere ser entendido, todo el mundo quiere ser amado… Tu eres una persona amada